APOCALIPSIS | HIERBAS | ¿MIEDO A PREDICAR? | HIMNARIO DIGITAL | ¿EXISTEN LAS ANGELINAS? (Ángeles femeninos.) | BABILONIA | ELLEN G. WHITE | LA SANTIFICACIÓN | LIBROS DIPONIBLES GRATUITAMENTE | *GRUPO JUVENIL ***LOS CEDROS DEL LIBANO*** | TODO ACERCA DEL DIEZMO | MENSAJE DEL SEGUNDO ANGEL | ESTA ES LA WEB DE LOS HERMANOS LAICOS ADVENTISTAS DEL SEPTIMO DIA DE LA CIUDAD DE PARANA | ENLACES DE INTERES | ENLACES DE INTERES 1 | ENLACES INTERESANTES 2 | CONGRESO DE CHILE | MENSAJE DEL PRIMER ANGEL | MENSAJE DEL TERCER ANGEL | MENSAJE DEL CUARTO ANGEL | SALID DE ELLA PUEBLO MIO | EL SANTUARIO | LA SANTA BIBLIA | LAS DOCTRINAS | LAS 27 DOCTRINAS BIBLICAS
SALID DE ELLA PUEBLO MIO
 
SALID DE ELLA PUEBLO MÍO

“Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré y seré para vosotros por Padre y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor todopoderoso. 2Cor. 6:17-18
Una cosa es cierta: los adventistas del séptimo día que adoptan su posición bajo la bandera de Satanás, primero abandonarán su fe en las advertencias y reproches contenidos en los testimonios del Espíritu de Dios.-3MS 93 (1903).
“Así como la luz y la vida de los hombres fue rechazada por las autoridades eclesiásticas en los días de Cristo, ha sido rechazada en toda generación sucesiva. Vez tras vez, se ha repetido la historia del retiro de Cristo de Judea. Cuando los reformadores predicaban la palabra de Dios, no pensaban separarse de la iglesia establecida; pero los dirigentes religiosos no quisieron tolerar la luz, y los que la llevaban se vieron obligados a buscar otra clase, que anhelaba conocer la verdad... Pocos escuchan la voz de Dios y están listos para aceptar la verdad en cualquier forma que se les presente. Con frecuencia, los que siguen los pasos de los reformadores están obligados a apartarse de las iglesias que aman, para proclamar la clara enseñanza de la palabra de Dios. Y muchas veces, los que buscan la luz se ven obligados por la misma enseñanza a abandonar la iglesia de sus padres para poder obedecer.”D.T.G. 199
Leemos: “Vi que Dios tiene hijos sinceros entre los adventistas nominales y las iglesias caídas, y antes que sean derramadas las plagas, los ministros y la gente serán invitados a salir de esas iglesias y recibirán gustosamente la verdad. Satanás lo sabe; y antes que se dé el fuerte pregón del tercer ángel, despierta excitación en aquellas organizaciones religiosas, a fin de que los que rechazaron la verdad piensen que Dios los acompaña. Satanás espera engañar a los sinceros e inducirlos a creer que Dios sigue obrando en favor de las iglesias. Pero la luz resplandecerá, y todos los que tengan corazón sincero dejarán a las iglesias caídas, y se decidirán por el residuo” (PE:261). Yo creo que se está viendo su cumplimiento ahora mismo, y esto también demuestra el cumplimiento actual de la predicción divina que declara: “Muchos ocuparán nuestros púlpitos (adventista) sosteniendo la antorcha de una falsa profecía en sus manos, encendida del fuego de la infernal antorcha satánica. Si se albergan dudas e incredulidad, los fieles ministros serán quitados (desglosados) del pueblo que piensa que sabe tanto” (TM:416). ¡Qué le parece, los ministros infieles adentro, y los fieles afuera, desglosados por aquellos que “no tienen necesidad de ninguna cosa y no conocen que son infelices, miserables, pobres, ciegos y desnudos! Apocalipsis 3:18
“Después de un largo y severo conflicto los pocos fíeles decidieron separarse completamente de la iglesia apóstata si ésta continuaba rehusando apartarse de la falsedad y la idolatría. Se dieron cuenta de que la separación era una necesidad imprescindible si querían obedecer la Palabra de Dios. No se atrevieron a tolerar errores fatales para sus propias almas y dar un ejemplo que podría poner en peligro la fe de sus hijos y la de los hijos de ellos. Para asegurar la paz y la unidad estaban dispuestos a hacer cualquier concesión que estuviera de acuerdo con la fidelidad a Dios; pero creían que ni siquiera la paz debiera ser conseguida al precio tan exorbitante del sacrificio de los principios. Si la unidad sólo se podía obtener mediante el abandono de la verdad y la justicia, entonces decidieron que hubiera diferencia, e incluso guerra. ¡Cuán bueno sería para la iglesia y el mundo si los principios que inspiran a estas almas fieles revivieran en los corazones de los profesos hijos de Dios!” Historia de la Redención Pág.341
Jesús mismo nunca compró la paz por la transigencia. Su corazón rebosa de amor por toda la familia humana, pero nunca fue indulgente con sus pecados. Amaba demasiado a los seres humanos para guardar silencio mientras éstos seguían una conducta funesta para sus almas, las almas que él había comprado con su propia sangre. El trabajaba para que el hombre fuese fiel a sí mismo, fiel a su más elevado y eterno interés. Los siervos de Cristo son llamados a hacer la misma obra, y deben velar, no sea que al tratar de evitar la discordia, traicionen la verdad. Han de seguir lo que hace a la paz pero la verdadera paz no se obtiene traicionando los buenos principios. Y ningún hombre puede ser fiel a éstos principios sin excitar oposición. Un cristianismo espiritual recibirá la oposición de los hijos de desobediencia. Pero Jesús dijo a sus discípulos: “no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar.” Los que son fieles a Dios no necesitan temer el poder de los hombres ni la enemistad de Satanás. En Cristo está segura su vida eterna. Lo único que han de temer es traicionar la verdad, y así el cometido con que Dios los honró. D.T.G. 322-323

“El apóstol Pablo declara que "todos los que quieren vivir píamente en Cristo Jesús, sufrirán persecución" (2 Tim. 3: 12). ¿Por qué, entonces, parece que la persecución estuviera sumida en una somnolencia tan grande? La única razón de ello es que la iglesia se ha conformado a las normas del mundo, y por lo tanto no suscita oposición. La religión corriente en nuestros días no participa de la naturaleza pura y santa que caracterizaba la fe cristiana en los días de Cristo y sus apóstoles. Sólo por causa de la actitud de transigencia con el pecado, porque las grandes verdades de la Palabra de Dios se consideran con tanta indiferencia, porque hay tan poca piedad vital en la iglesia, el cristianismo es aparentemente tan popular en el mundo. Si hubiera un reavivamiento de la fe y el poder de la iglesia primitiva, el espíritu de persecución se reavivaría y sus fuegos volverían a encenderse.” Historia de la Redención Pág.342
: “no fue sino después de haber sostenido una terrible lucha en su propio corazón, cuando se decidió finalmente Lutero a separarse de la iglesia”. En aquella época de su vida, escribió lo siguiente: “cada día comprendo mejor lo difícil que es para uno desprenderse de los escrúpulos que le fueron imbuidos en la niñez. ¡Oh! ¡cuánto! No me ha costado, a pesar de que me sostiene la Santas Escrituras, convencerme de que es mi obligación encararme yo sólo con el papa y presentarle como el Anticristo. CS 153
Históricamente está demostrado que los fieles siempre salieron de en medio de el pueblo que es infiel: Abraham, Cristo y sus discípulos, los valdenses, los reformadores, Los mileritas adventistas, los adventistas del séptimo día, Etc.
“Dios posee una iglesia. No es una gran catedral, ni la iglesia oficial establecida, ni las diversas denominaciones; sino el pueblo que ama a Dios y guarda sus mandamientos. “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mat 18:20). Aunque Cristo esté aún entre unos pocos humildes, ésta es su iglesia, pues sólo la presencia del Alto y Sublime que habita la eternidad puede constituir una iglesia.
Donde dos o tres que aman y obedecen los mandamientos de Dios está presentes, Jesús los preside, ya sea en un lugar desolado de la tierra, en el desierto, en la ciudad o encerrados en los muros de una prisión...” Alza tus ojos, 314

“Vi volar por en medio del cielo otro ángel que tenía el evangelio eterno para predicarlo a todos los moradores de la tierra, a toda nación, tribu lengua y pueblo.” Apoc.14:6 (la negrita es nuestra).
“así también ahora, antes de la venida de Jesús el evangelio eterno ha de predicarse...Cristo no dice que todo el mundo será convertido, sino que será predicado este evangelio del reino a todo, el mundo para testimonio...Si la iglesia hubiera cumplido con esta tarea como el Señor ordenó el mundo entero habría sido amonestado...”(D.T.G.587)El es la salida 307

“Sobre la base de las profecías de la Biblia y los escritos de Elena G. de White, la iglesia adventista anticipa el éxito ocasional del movimiento ecuménico que eliminará las divisiones del Protestantismo y establecerá un puente sobre el abismo que separó a los credos no-católicos de Roma para reunir a la Cristiandad. El movimiento ecuménico será entonces un propósito de acuerdo mutuo para unir al mundo y afianzar la paz y seguridad universal alistando el poder del gobierno civil en una cruzada político-religiosa para eliminar toda disensión. La iglesia adventista anticipa esta cruzada como la gran apostasía que Juan el revelador refiere como ‘Babilonia la grande’. Ellos entienden, también, que el último mensaje de misericordia de Dios para el mundo antes del retorno de Cristo en poder y gloria, consistirá en una amonestación en contra de este gran movimiento apóstata, y un llamado a dejar las iglesias conectadas con este movimiento a todos los que escogen permanecer leales a Dios”. Vea Rev. 13: 15-17; 14:6-11; 16:12-14; 17:1-6; 18:1-4; GC 444, 445, 573, 588, 589, 615. Seventh Day Adventist Bible Commentary, Vol., 10, p. 411--edición de 1976; [p. 363-- edición de 1966].
“Hijo de hombre, yo te he puesto por atalaya a la casa de Israel; oirás, pues, las palabras de mi boca, y los amonestarás de mi parte.”Ez. 3:17 y 33: 7 “Y tu hijo de hombre di a los hijos de tu pueblo: la justicia del justo no lo librará el día que se rebelare; y la impiedad del impío no le será estorbo el día que se volviere de su impiedad...”Ez. 33:12 “Yo reprendo y castigo a todos los que amo sé pues celoso y arrepiéntete sino te vomitaré de mi boca.” Apoc.3:19
NOTA: "Los que te guían te engañan y tuercen el curso de tus caminos" Isaías 3:12

. ¿QUIENES RECIBEN EL SELLO? *

En sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios. Apoc. 14:5.
El sello del Dios vivo será puesto únicamente sobre los que tienen en su carácter la semejanza de Cristo. Así como la cera recibe la impresión del sello, así también el alma debe recibir la impresión del Espíritu de Dios y conservar la imagen de Cristo. Muchos no recibirán el sello de Dios porque no guardan sus mandamientos, es decir, no producen frutos de justicia.
La gran masa de cristianos profesos sufrirá una amarga desilusión en el día del Señor. No tienen en sus frentes el sello del Dios vivo. Por ser tibios e indiferentes deshonran a Dios mucho más que el incrédulo declarado. Se mueven a tientas, en tinieblas, cuando podrían andar en la claridad meridiana de la Palabra, guiados por Aquel que jamás se equivoca.
No hemos de imitar a ningún ser humano. No existe ningún hombre suficientemente sabio que pueda servirnos de ejemplo. Debemos contemplar al Hombre Cristo Jesús, en quien habita plenamente la perfección de la justicia y la santidad. El es el Autor y el Consumador de nuestra fe. El es el Hombre modelo. Su experiencia es la medida de la experiencia que nosotros debemos obtener. Su carácter es nuestro modelo. Por lo tanto, apartemos nuestra mente de las perplejidades y las dificultades de esta vida, y fijémosla en él, para que mediante la contemplación podamos ser transformados a su semejanza. Podemos contemplar a Cristo con un fin elevado. Podemos volvernos a él con seguridad pues es omnisapiente. Á medida que lo contemplemos y pensemos en él, él se formará en nosotros, la esperanza de gloria.
Esforcémonos con todo el poder que Dios nos ha dado para hallarnos entre los ciento cuarenta y cuatro mil. Únicamente los que reciban el sello del Dios vivo obtendrán el salvoconducto para entrar por las puertas de la Santa Ciudad. Dios nos cuida. Marnatha, el Señor viene. Dic.19. 363

Y ese residuo no sólo es perdonado y aceptado, sino honrado. Una "mitra limpia" es puesta sobre su cabeza. Han de ser reyes y sacerdotes para Dios. Mientras Satanás estaba insistiendo en sus acusaciones y tratando de destruir esta hueste, los ángeles santos, invisibles, iban de un lado a otro poniendo sobre ellos el sello del Dios viviente. Ellos han de estar sobre el monte de Sión con el Cordero, teniendo el nombre del Padre escrito en sus frentes. Cantan el nuevo himno delante del trono, ese himno que nadie puede aprender sino los ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de la tierra. "Estos, los que siguen al Cordero por dondequiera que fuere. Estos fueron comprados de entre los hombres por primicias para Dios y para el Cordero. Y en sus bocas no ha sido hallado engaño; porque ellos son sin mácula delante del trono de Dios" (Apoc. 14: 4-5). Exaltad a Jesús. 29 de dic.

LOS QUE DENUNCIAN CLARAMENTE LOS PECADOS

El verdadero pueblo de Dios, que toma a pecho el espíritu de la obra del Señor y la salvación de las almas, verá siempre al pecado en su verdadero carácter pecaminoso. Estará siempre de parte de los que denuncian claramente los pecados que tan fácilmente asedian a los hijos de Dios. Especialmente en la obra final que se hace en favor de la iglesia, en el tiempo del sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil que han de subsistir sin defecto delante del trono de Dios, sentirán muy profundamente los yerros de los que profesan ser hijos de Dios. Esto lo expone con mucho vigor la ilustración que presenta el profeta acerca de la última obra, bajo la figura de los hombres que tenían sendas armas destructoras en las manos. Entre ellos había uno vestido de lino que tenía a su lado un tintero. "Y díjole Jehová: Pasa por medio de la ciudad, por medio de Jerusalem, y pon una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella." (Eze. 9:4.)
¿Quiénes siguen el consejo de Dios en este tiempo? ¿Son los que excusan virtualmente los yerros de entre el profeso 336 pueblo de Dios, y quienes murmuran en su corazón, si no abiertamente, contra los que quisieran reprender el pecado? ¿Son aquellos que se les oponen y simpatizan con los que contemporizan con el mal? No, en verdad. A menos que se arrepientan, y dejen la obra satánica de oprimir a los que tienen la preocupación de la obra, y de dar la mano a los pecadores de Sión, nunca recibirán el sello de la aprobación de Dios. Caerán en la destrucción general de los impíos, representada por la obra de los hombres que llevaban armas. Nótese esto con cuidado: Los que reciban la marca pura de la verdad, desarrollada en ellos por el poder del Espíritu Santo y representada por el sello del hombre vestido de lino, son los que "gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen" en la iglesia. Su amor por la pureza y el honor y la gloria de Dios es tal, y tienen una visión tan clara del carácter excesivamente pecaminoso del pecado, que se los representa agonizando, suspirando y llorando. Léase el capítulo noveno de Ezequiel. J.T. Tomo1 El deber de reprender el pecado.

QUIENES SON LOS 144.000

Delante del trono, sobre el mar de cristal, -ese mar de vidrio que parece revuelto con fuego por lo mucho que resplandece con la gloria de Dios- hállase reunida la compañía de los que salieron victoriosos "de la bestia, y de su imagen, y de su señal, y del número de su nombre." Con el Cordero en el 707 monte de Sión, "teniendo las arpas de Dios," están en pie los ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los hombres; se oye una voz, como el estruendo de muchas aguas y como el estruendo de un gran trueno, "una voz de tañedores de arpas que tañían con sus arpas." Cantan "un cántico nuevo" delante del trono, un cántico que nadie podía aprender sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil. Es el cántico de Moisés y del Cordero, un canto de liberación. Ninguno sino los ciento cuarenta y cuatro mil pueden aprender aquel cántico, pues es el cántico de su experiencia -una experiencia que ninguna otra compañía ha conocido jamás. Son "éstos, los que siguen al Cordero por donde quiera que fuere." Habiendo sido trasladados de la tierra, de entre los vivos, son contados por "primicias para Dios y para el Cordero." (Apocalipsis 15: 2, 3; 14: 1-5.) "Estos son los que han venido de grande tribulación;" han pasado por el tiempo de angustia cual nunca ha sido desde que ha habido nación; han sentido la angustia del tiempo de la aflicción de Jacob; han estado sin intercesor durante el derramamiento final de los juicios de Dios. Pero han sido librados, pues "han lavado sus ropas, y las han blanqueado en la sangre del Cordero." "En sus bocas no ha sido hallado engaño; están sin mácula" delante de Dios. "Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono tenderá su pabellón sobre ellos." (Apocalipsis 7: 14, 15.) C.S. cap. 41 La liberación del pueblo de Dios

LOS DISTINTOS GRUPOS EN EL CIELO

Inmediatos al trono se encuentran los que fueron alguna vez celosos en la causa de Satanás, pero que, cual tizones arrancados del fuego, siguieron luego a su Salvador con profunda e intensa devoción. Vienen después los que perfeccionaron su carácter cristiano en medio de la mentira y de la incredulidad, los que honraron la ley de Dios cuando el mundo cristiano la declaró abolida, y los millones de todas las edades que fueron martirizados por su fe. Y más allá está la "grande muchedumbre, que nadie podía contar, de entre todas las naciones, y las tribus, y los pueblos, y las lenguas . . . de pie ante el trono y delante del Cordero, revestidos de ropas blancas, y teniendo palmas en sus manos." (Apocalipsis 7: 9, V.M.) Su lucha terminó; ganaron la victoria. Disputaron el premio de la carrera y lo alcanzaron. La palma que llevan en la mano es símbolo de su triunfo, la vestidura blanca, emblema de la justicia perfecta de Cristo que es ahora de ellos. C.S. cáp.43 El fin del conflicto









PRIVILEGIOS DE LOS REDIMIDOS.-

DIFUNTOS QUE ESTARÁN CON LOS 144.000

El cielo es un lugar agradable. Yo anhelo estar allí y contemplar a mi hermoso Jesús que por mí dio la vida, y ser transmutada en su gloriosa imagen. ¡Oh, quién me diera palabras para expresar la gloria del brillante mundo venidero! Estoy sedienta de las vivas corrientes que alegran la ciudad de nuestro Dios.
El Señor me mostró en visión otros mundos. Me fueron dadas alas, y un ángel me acompañó desde la ciudad a un brillante y glorioso lugar. La hierba era de un verde vivo y las aves gorjeaban un dulce canto. Los moradores, de aquel lugar eran de todas estaturas, nobles, majestuosos y hermosos. Llevaban la manifiesta imagen de Jesús, y su semblante refulgía de santo júbilo, como expresión de la libertad y dicha que en aquel lugar disfrutaban. Le pregunté a uno de ellos por qué eran mucho más bellos que los habitantes de la tierra, y me respondió: "Hemos vivido en estricta obediencia a los mandamientos de Dios, y no incurrimos en desobediencia como los habitantes de la tierra." . . . Supliqué a mi ángel acompañante que me dejara permanecer en aquel sitio. No podía sufrir el pensamiento de volver de nuevo a este tenebroso mundo. El ángel me dijo entonces: "Debes volver, y si eres fiel, tendrás, con los ciento cuarenta y cuatro mil, el privilegio de visitar todos los mundos y ver la obra de las manos de Dios."* El hogar cristiano. XVIII Serán recompensados. 86

En este tiempo de sellamiento Satanás está valiéndose de todo artificio para desviar de la verdad presente el pensamiento del pueblo de Dios y para hacerlo vacilar.-PE 42-43 (1851).

Vi que ella [la Sra. Hastings] estaba sellada, que se levantaría y se pondría en pie sobre la tierra, y estaría con los ciento cuarenta y cuatro mil, Vi que no necesitábamos afligirnos por ella; descansada durante el tiempo de angustia.-2MS 301 (1850). 227

Viven en nuestra tierra quienes han pasado de los noventa años de edad. En su debilidad se ve el resultado natural de la vejez; pero creen en Dios, y Dios los ama. El sello de Dios está sobre ellos, y estarán en el número de quienes ha dicho el Señor: "Bienaventurados... los muertos que mueren en el Señor".-7CBA 993 (1899).

"Estos, los que siguen al Cordero por dondequiera que fuere. Estos fueron comprados de entre los hombres por primicias para Dios y para el Cordero." (Apoc. 14:4, 5.) La visión del profeta los coloca frente al Monte de Sión, ceñidos para un servicio santo, vestidos de lino blanco, que es la justificación de los santos. Pero todo el que siga al Cordero en el cielo, primeramente tiene que seguirle en la tierra, no con inquietud o caprichosamente, sino con confianza, amor y obediencia voluntaria; como la oveja sigue al pastor.
"Y oí una voz de tañedores de arpas que tañían con sus arpas: y cantaban como un cántico nuevo delante del trono, . . . y ninguno podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil, los cuales fueron comprados de entre los de la tierra. . . . En sus bocas no ha sido hallado engaño; porque ellos son sin mácula delante del trono de Dios." (Apoc. 14:2-5.) H. A. Cap.57 El apoc.






SERAN LLAMADOS EN UNA RESURRECCION ESPECIAL

Mensaje a un esposo y a unos hijos en ocasión de la pérdida de la esposa y madre
estimado hermano:
Casi no sé qué decirle. La noticia de la muerte de su esposa fue abrumadora para mí. Casi no pude creerla, y ahora a duras penas puedo admitirla. Dios me dio una visión el último sábado de noche, y se la voy a referir... 301 Vi que ella estaba sellada, que se levantaría y se pondría en pie sobre la tierra, y estaría con los ciento cuarenta y cuatro mil. Vi que no necesitábamos afligirnos por ella; descansaría durante el tiempo de angustia; lo único que debería afligirnos debería ser nuestra pérdida experimentada al ser privados de su compañía. Vi que su muerte seria para bien.
Le advierto a F y al resto de los niños que deben prepararse para encontrarse con Jesús, y entonces volverán a encontrar a su madre, para no apartarse más. Oh, niños, ¿obedeceréis las fieles advertencias que os dio vuestra madre mientras estaba con vosotros, y haréis vuestra parte para que todas las oraciones que ella ofreció a Dios por vosotros no sean como aguas derramadas sobre la tierra? Preparaos para encontraros con Jesús, y todo estará bien. Entregad vuestros corazones a Dios y no descanséis ni un solo día hasta saber que Dios os ama.
2 M.S. Sexta parte. Los enlutado.

LAS DOS HUESTES:
Vi que los cuatro ángeles iban a retener los vientos hasta que estuviese hecha la obra de Jesús en el santuario, y que entonces caerían las siete postreras plagas. Estas plagas enfurecieron a los malvados contra los justos; ellos pensaron que habíamos atraído sobre ellos los juicios de Dios, y que si podían raernos de la tierra,129 las plagas se detendrían. Se promulgó un decreto para matar a los santos, lo cual hizo que éstos clamaran día y noche por su libramiento. Este fue el tiempo de la angustia de Jacob. Entonces todos los santos clamaron con angustia de ánimo, y fueron libertados por la voz de Dios. Los ciento cuarenta y cuatro mil triunfaron. Sus rostros quedaron iluminados por la gloria de Dios.
Entonces se me mostró una hueste que aullaba de agonía. Sobre sus vestiduras estaba escrito en grandes caracteres: "Pesado has sido en balanza, y fuiste hallado falto". Pregunté quiénes formaban esta hueste. El ángel dijo: "Estos son los que una vez guardaron el sábado, y lo abandonaron". Los oí clamar en alta voz: "Creímos en tu venida, y la proclamamos con energía". Y mientras hablaban, sus miradas caían sobre sus vestiduras y veían lo escrito, y entonces prorrumpían en llanto. Vi que habían bebido de las aguas profundas, y hollado el residuo con los pies- habían pisoteado el sábado- y que por esto habían sido pesados en balanza y hallados faltos. Notas Biogr. De E.G.W. 19 Una visión del sellamiento
TOCAD LA TROMPETA CON UN SONIDO AFINADO.-

Hay muchas personas que no comprenden las profecías que se refieren a estos días, y por lo tanto deben ser ilustradas. Es el deber de los centinelas y los laicos dar a la trompeta un sonido certero. Manifestad fervor; "clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado" (Isa. 58: 1) (Carta 1, 1875).

ACUMULAD LAS NÍTIDAS VERDADES PROFÉTICAS.-
Los peligros de los últimos días están sobre nosotros, y en nuestro trabajo hemos de amonestar a la gente acerca del peligro en que está. No se dejen sin tratar las solemnes escenas que la profecía ha revelado. Si nuestros hermanos estuvieran despiertos, aunque fuera a medias, si se dieran cuenta de la cercanía de los sucesos descriptos en el Apocalipsis, se realizaría una reforma en nuestras iglesias, y muchos más creerían el mensaje.
No tenemos tiempo que perder; Dios nos pide que velemos por las almas como quienes han de dar cuenta. Presentad nuevos principios, y acumulad la clara verdad. Ella será como espada de doble filo. Pero no os manifestéis demasiado dispuestos a asumir una actitud polémica. Hay ocasiones en que hemos de quedar quietos para ver la salvación de Dios. Dejad que hablen Daniel y el Apocalipsis, y digan cuál es la verdad. Pero sea cual fuere el aspecto del tema que se presente, ensalzad a Jesús como el centro de toda esperanza, "la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana" (Testimonios para los Ministros, pág. 118. Año 1896).

DE UNA MANERA NUEVA E IMPRESIONANTE.-
No permitáis que la enseñanza se efectúe de una forma seca y abstracta, que ha sido la manera de enseñar en demasiados casos, mas presentad las verdades de la Palabra de Dios de una manera nueva e impresionante. . .
El libro del Apocalipsis debe ser abierto ante la gente. A muchos se les ha enseñado que es un libro sellado; pero es un libro sellado únicamente para aquellos que rechazan la luz y, la verdad. La verdad que contiene, debe ser proclamada, a fin de que la gente tenga una oportunidad de prepararse para los acontecimientos que pronto han de ocurrir. El mensaje del tercer ángel debe ser presentado como la única esperanza para la salvación de un mundo que perece (Carta 87, 1896). 147
Tres mensajes importantes.-
El tema de mayor importancia es el mensaje del tercer ángel que abarca los mensajes del primero y del segundo ángeles. Todos deben entender las verdades contenidas en estos mensajes y demostrarlos en la vida diaria, porque esto es esencial para la salvación. Tendremos que estudiar con fervor y con oración a fin de comprender estas grandes verdades; y nuestro poder para aprender y comprender, será esforzado hasta el extremo (Carta 97, 1902).
La profecía como fundamento de nuestra fe.-
Los predicadores deben presentar la segura palabra profética como fundamento de la fe de los adventistas del séptimo día. Deben estudiar detenidamente las profecías de Daniel y del Apocalipsis, y en relación con ellas las palabras: "He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo".
El capítulo 24 de Mateo me ha sido presentado repetidas veces como algo a que debe ser atraída la atención de todos. Vivimos hoy en el tiempo en que las predicciones de este capítulo se están cumpliendo. Expliquen nuestros predicadores y maestros estas profecías a aquellos a quienes instruyen. Excluyan de sus discursos los asuntos de menor importancia, y presenten las verdades que decidirán el destino de las almas (Obreros Evangélicos, pág. 154. Año 1915). EV.146

"Recuerda por tanto de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré presto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido." (Apoc. 2: 5.) ¡Oh, cuán pocos conocen el tiempo de su visitación! ¡Cuán pocos, aun entre los que aseveran creer la verdad presente, comprenden las señales de los tiempos, o lo que hemos de experimentar antes del fin! Somos hoy objeto de la tolerancia de Dios; ¿pero cuánto tiempo continuarán los ángeles de Dios reteniendo los vientos para que no soplen? 3J.T. 49